Escrito por: el 27-06-13 | 0

Divino Tesoro (Electoral)

A pocos días de las elecciones primarias y con las campañas en su punto más álgido -franja de televisión incluida-, sorprende que los candidatos no hayan puesto sus ojos en uno de las mayores tesoros electorales: los jóvenes.

De acuerdo a estimaciones de la Encuesta de Opinión Pública Periodismo UDP – Feedback 2012 basadas en datos del Servel, se estima que más de 3 millones y medio de jóvenes entre 18 y 29 años, forman parte del nuevo padrón electoral. Así mismo, el reciente sondeo del INJUV sobre “Conocimiento y Participación en Primarias Presidenciales”, revela que un 63% de los jóvenes cree que las primarias son un buen mecanismo para elegir al mejor candidato y un 58% creen que es un mecanismo importante para la democracia.

Contrario a lo que muchos piensan, la desconfianza de la gran mayoría de los jóvenes en los políticos y su distancia de las elecciones, no significan una desafección por los temas de la política. En 2011, a propósito de los resultados de la encuesta “Jóvenes, participación y consumo de medios Periodismo UDP – Feedback”, los académicos Arturo Arriagada y Andrés Scherman explicaban que “se puede afirmar que la población juvenil tiene una elevada –y creciente– inquietud por los asuntos de interés público, pero que las vías para expresar estas preocupaciones están muy alejadas de los canales institucionales tradicionales”. Una muestra de ello son algunos datos de la encuesta del INJUV: 42% dice haber conversado con amigos y/o familiares respecto a las primarias y un 57% afirma que ha visto, comentado o compartido información en internet o redes sociales, al respecto. En la misma encuesta, el 79% piensa que los precandidatos presidenciales NO han hecho una buena campaña para motivarlos a votar.  Considerando la nueva conformación del padrón electoral y la necesaria aspiración de que la mayor cantidad de ciudadanos que participen de los procesos electorales, el dato de la encuesta del INJUV es una pésima noticia.

Por estos días en que vemos a miles de jóvenes en la calles y (oh, ironía) parapetados en los que serán los locales de votación el domingo 30, expresando sus inquietudes sobre cuestiones de la “polis”, no se entiende que los políticos y sus campañas no se hayan decidido con convicción a convocar a los jóvenes a las urnas. Más de 3 millones están en condiciones de votar. En la encuesta del INJUV un porcentaje equivalente a más de 900.000 mil afirman que seguro van a ir a votar en las primarias. ¿Por quién lo van a hacer? Difícil adelantar una respuesta. Lo que está claro es que los candidatos no han tenido la audacia o no han encontrado electoralmente rentable, invertir esfuerzos en encantar a este grupo y están dejando pasar un enorme cofre de votos. El problema es que ese tesoro siempre buscará dueño y no sabemos en manos de qué piratas va a terminar.

(Columna también publicada en Chile B)

You must be logged in to post a comment.