Escrito por: el 29-05-11 | 0

Redes sociales, poder y la verdad

En estas semanas hemos visto entre España y Chile, un intenso debate respecto con el uso de las redes sociales (léase Facebook y Twitter principalmente) para la organización ciudadana y cómo ésta influye en el devenir social a través de la presión a la autoridad y el poder en general.

Pareciera que muchos han depositado una excesiva confianza en que éstos han llegado para resolver problemas de participación social, de generación de políticas públicas, de movimientos de organización ciudadana y otros de igual índole. Sin perjuicio de que que en otro nivel de análisis, sí son canales que están provocando un cambio radical, creo que ello está sujeto a lo que ocurra con el uso que hagamos de los mismos, desde la comunicación.

Debemos tener claro que ésta -la comunicación- está sujeta, sin distinción entre los canales que utilice, a ciertos principios irrenunciables, entre ellos: que nuestro mensaje, para que funcione, debe ser relevanteclaro y empático.

Por lo tanto, no basta que los medios estén disponibles, si no que sean bien utilizados y por todos los interlocutores de la ecuación expresión-interpretación en la que se desarrolla la comunicación. Es tras ese intercambio positivo, que podremos ver cambios efectivos, y todos estamos llamados a ser protagonistas, pero especialmente las organizaciones que detentan el poder, pues dentro de sus responsabilidades cabe el estar atentas y, con estos nuevos medios, dispuestas a dialogar con los grupos que dirigen.

Como sabiamente tuiteó @PerezLatre hace unos días, La “estrategia” de comunicación más poderosa: decir la verdad”.

You must be logged in to post a comment.